UN ANTES Y UN DESPUÉS EN LA CREATIVIDAD

Un antes y un después en la creatiVIDAd

¿Te gusta conducir?

Los anuncios que marcaron la década de los 2000 en España han logrado permanecer en nuestra mente a lo largo de estos años debido a la originalidad, a la creatividad y por supuesto a ese toque de humor que les hacía destacar a muchos de ellos. Siendo un referente en una de las décadas más emblemáticas para la creatividad publicitaria de nuestro país. 

Muchos de estos spots se caracterizaban por seguir el mismo tono de comunicación que tanto agrada a la gente. Encontramos un gran cambio con respecto a los anuncios que se hacía varios años atrás, donde simplemente se centraban en explicar las características y funcionalidad del producto. En este caso, encontramos un cambio dónde se buscaba apelar a los sentimientos y emociones de las personas.

Muchos son los anuncios que nos hacen sonreír cuando nos acordamos de ellos. El mítico anuncio de Coca-Cola “Para Todos” emitido por primera vez en 2002 consiguió ser uno de los spots más recordados de la marca de refrescos más importante del mundo.

Nos situamos en una época donde se buscaba algo más allá de lo funcional, dónde las emociones era el principal eje en el que se sustentaban dichos anuncios. Se trata de spots de los cuales todos nos enamoramos en su día y que deseamos que vuelvan. 

En 1999 se estrenaba el famoso anuncio de la Lotería de Navidad, con un personaje que pasaría a la historia de los mejores anuncios españoles y de los cuales se seguía pidiendo durante muchos años su regreso a la televisión. Se trata del conocido como “El calvo de la Lotería” que conseguía transmitir la magia de la navidad y mostraba la ilusión y nostalgia de esas fechas. Esto era un avance de lo que iban a ser los anuncios en la siguiente década, llenos de sentimientos y emociones.

Seguro que todos recordamos el famoso anuncio de la gran multinacional de muebles y decoración sueca: “Bienvenido a la república independiente de tu casa”. Ikea buscaba presentar la cercanía y cotidianidad de todos los hogares en un spot. La compañía lograba trasladar ese eslogan hasta nuestras casas. Algo que comenzó con un anuncio consiguió que miles de hogares en España tuviesen el famoso felpudo con la frase de Ikea en la entrada de sus casas logrando generar mayor publicity para la marca. 

Una década marcada por unos grandes dotes de creatividad, llevaron a las agencias de publicidad a lograr muchos de los anuncios que a día de hoy sabemos que marcaron una época entrañable de nuestro país. Dónde muchos de estos anuncios marcaron nuestra infancia y lo harán de manera perenne. Y recuerda: Be water my friend.