UNA ÉPOCA DE PEQUEÑOS GRANDES ANUNCIOS

A finales de los 80 y principios de los 90 encontramos una época marcada no sólo por esos juguetes que sigues recordando con nostalgia y los cuales pedías a los Reyes Magos. Ese Furby con el que interactuabas y al cual le enseñabas cualquier cosa, esas piezas de Meccano que te permitían construir cualquier cosa y te pasabas todas las tardes después del colegio intentando construir el coche más grande o incluso el famoso ¿Quién es quién?

Esa época en la que tenías que elegir entre conectarte a internet o hablar por teléfono, o cuando tenías que buscar en el periódico a qué hora estaba la película que querías ver en el cine fue marcada por esos anuncios que a día de hoy sigues recordando con anhelo y nostalgia. Aquellos anuncios que consiguen sacarte una ligera sonrisa al saber que sigues recordando mucho de esos diálogos y voces en off. “Hola soy … Feliz Navidad”. Si recuerdas ese anuncio y sabes quien hablaba eres de esos jóvenes que vivieron una de las décadas que marcaron los anuncios más icónicos y más recordados de España. 

Son numerosas las marcas que hicieron posible disfrutar de esa creatividad emblemática que marcó nuestra infancia con numerosas canciones y eslóganes pegadizos. Esa tierna infancia cantando canciones en el coche como es el caso del anuncio de la Granja de Playmobil que todos queríamos e íbamos cantando todo el día “En esta granja, ¿cuántas cosas podrás hacer?”.

No son pocas las marcas que lograban nuestra atención frente al televisor de “tubo” en los 90 y que provocaban ir al colegio repitiendo una y otra vez la frase: “Hot Wheels, velocidad a tope”.

Ese eslogan que todos recordamos con la mítica voz de Constantino Romero. No todas las marcas han conseguido permanecer junto a nosotros a pesar de lograr ese Engagement en nosotros como fue el caso del famoso “Let’s Radical” de Radical Fruit Company que seguimos recordando cómo nos llegaba a impactar esos anuncios cuando éramos pequeños y nunca olvidaremos. 

Encontramos una clara diferencia en la creatividad publicitaria a día de hoy en comparación con aquellos anuncios que siempre nos sacaran una sonrisa al pensar en aquella época. Siempre recordaremos esos míticos anuncios cuando pasábamos la noche viendo “El Club Megatrix” o  “Mucha Marcha” 😉