Estas marcas sí que merecen el Oscar

Estas marcas si que merecen el oscar

Como sabéis, la gala de los oscars 2020 se celebra esta noche en el Dolby Theatre de Los Ángeles, en California (Estados Unidos). En Marquistas, somos unos apasionados del cine y de la publicidad. Por ello, aprovechando la fiesta del cine de mayor calado y trascendencia internacional, vamos a contar qué es el product placement y a mostraros algunos de los casos más míticos de la historia del cine. ¡Eso sí! Ejemplos realcionados con algunos de los protagonistas que están llamados a ser protagonistas en la gala de hoy. Gala en la que están nominadas las siguientes películas:

El irlandes

El Irlandés (Martin Scorsese)

1917 el tiempo es el enemigo

1917 (Sam Mendes)

JOKER

Joker (Todd Philips)

Érase una vez en HOLLYWOOD

Érase una vez en Hollywood (Quientin Tarantino)

Parásitos (Bong Joon-ho)

Parásitos (Bong Joon-ho)

Jo jo Rabbit (Taika Waititi)

Jo jo Rabbit (Taika Waititi)

Mujercitas (Greta Gerwing)

Mujercitas (Greta Gerwing)

Le Mans 66 (James Mangold)

Le Mans 66 (James Mangold)

Historia de un matrimonio (Noah Baumbach)

Historia de un matrimonio (Noah Baumbach)

¿La favorita? En esta pregunta no vamos a mojarnos pero sí que vamos a contar algunos casos en los que protagonistas o directores de estas películas, se han visto relacionados con acciones de “emplazamiento de producto” (product placement).

En primer lugar, vamos a definir qué es exactamente el product placement:

El product placement o emplazamiento de producto, consiste en mencionar o mostrar un producto bien sea en películas, series o videojuegos. Especialmente en el mundo del cine, es una técnica muy extendida actualmente. Aunque comenzó a popularizarse en los años 80.

Tom Hanks (nominado a los oscars 2020 como mejor actor secunario por su papel en “Un amigo extraordinario”) , es uno de los actores que más veces hemos visto en acciones de product placement.

Una de ellas es en la “oscarizada” Forrest Gump (1994). La mítica frase “corre Forrest”, encajó a la perfección para que la marca americana deportiva NIKE pudiera dar protagonismo absoluto a uno de sus modelos clásicos: Cortez.

Nike-Forrest-Gump

Pero no podemos dejar de lado dos acciones que han perdurado y sido recordadas en el tiempo también protagonizadas por Tom Hanks. Esta vez, en la película Náufrago (2001), donde Wilson, una pelota de esta marca, se convirtió en protagonista, llevando así al extremo esta técnica. Aún hoy, casi 20 años después, se siguen haciendo bromas sobre “el personaje Wilson” y se sigue recordando, por todos/as aquellos que hayan visto la película. Incluso es identificable para muchas personas que no han llegado a verlo. ¡Todo un éxito publicitario!

naufrago-wilson

Por último, mencionar también de esta película la inclusión de Fedex, la multinacional empresa de envíos aéreos con cobertura internacional. Que tiene presencia a lo largo de casi toda la película.

fedex-el_naufrago

Cabe mencionar también el caso de otro de los actores nominados a “mejor actor secundario” por su papel en la última película de Quentin Tarantino “Érase una vez en Hollywood”. Se trata de Brad Pitt. El caso de product placement que vamos a destacar corresponde a la película “Guerra Mundial Z” ( 2013).  Con el mundo en un estado apocalítico donde los zombies van ganando terreno a los humanos, Brad Pitt es capaz de encontrar en medio del caos una máquina expendedora llena de latas de Pepsi… ¡Brillante!

guerra-mundial-z

Por último vamos a mencionar a otro de los protagonistas de una de las películas nominadas al Oscar en este año 2020. La película es “El Irlandés” (2019), dirigida por Martin Scorsese. Del actor que estamos hablando se trata de Robert De Niro. Un claro ejemplo de product placement con este actor lo encontramos en la comedia “El becario” (2015). En ella, De Niro aparece en diferentes escenas a lo largo de toda la película con un ordenador portátil de Apple. Una de las marcas más habituales en este tipo de publicidad.

robert-deniro

Podríamos enumerar un sinfín de largometrajes y casos con este tipo de técnica publicitaria. Realmente es una forma eficaz de llegar al consumidor ya que utilizan situaciones y personajes que pueden llegar a ser influyentes para nosotros haciendo uso de determinadas marcas. Lo que incita al público objetivo a imitar estos modelos de conducta. Además, afirmamos que es una técnica efectiva por su permanencia en el tiempo ya que el impacto, en muchas ocasiones, se repite calando en el subconsciente del espectador.

Una forma brillante, de “hacer marca”.

¿Y tú, ya eres Marquista?

Ser Marquista significa ser amante de las marcas. ¿Y que hay más importante para el éxito que ser una Marca? En Marquistas hacemos todas las acciones necesarias de comunicación y publicidad para que tú y tu empresa podáis llegar a serlo.

Proyectos más visitados