Estructura organizativa horizontal

estructura organizativa horizontal

¿Alguna vez habías oído hablar de la estructura organizativa horizontal? Cada vez son más las empresas que adoptan esta metodología y es que aporta grandes ventajas a la empresa a medio y largo plazo tanto a nivel personal como laboral.

Antiguamente conocíamos las empresas donde lideraba una única persona. La imagen del director era intocable y podía hacer lo que quería ya que en sus manos estaba la reputación de la empresa. Cada vez, son menos las empresas que siguen esta metodología y que no aceptan cambios o modificaciones que no sean del CEO de la empresa.

La comunicación interna es la clave de toda empresa. Un aspecto que no es visible cara al público pero que afecta de manera directa. Los trabajadores son el mejor activo de cualquier empresa por ello cuidar de ellos es lo mismo que cuidar de la marca y de su filosofía.

A diferencia de la estructura organizativa vertical, el rasgo característico de la estructura organizativa horizontal es que transfiere cierta responsabilidad y toma de decisiones en la escala de gestión. Con esto queremos decir que se capacita a los trabajadores de la empresa para sentirse responsables del éxito de la compañía. Se escucha en todo momento a los trabajadores de la empresa y poder centrarse en una mejor comunicación interna de la organización.

Estructura y comunicación

Una estructura organizativa horizontal tiene como característica una corta cadena de mando y un amplio abanico de control de gestión. Debido al pequeño número de capas de gestión de la empresa, los trabajadores informan a un administrador único. Quienes realmente pueden aprovechar la estructura organizativa horizontal son las pequeñas y medianas empresas ya que encontramos una mayor facilidad a la hora de intercambiar ideas y opiniones.

La gerencia de las pequeñas empresas gracias a la estructura organizativa horizontal tiende a ser más democrática y permite ofrecer un mayor nivel de innovación en cuanto a ideas y sugerencias. Encontramos una comunicación mucho más rápida, fiable y más eficaz que en las grandes estructuras.

Tras explicar la estructura y la ventaja de la comunicación podemos deducir que esto favorece en la productividad de los trabajadores ofreciendo mejores resultados en la empresa. Antiguamente el trabajo de las empresas se basaba en el método Ford donde encontrábamos el trabajo en cadena sin necesidad de comunicación e interacción. Las cosas han cambiado y cada vez más los trabajadores de una empresa representan un gran porcentaje de los éxitos conseguidos por esta.

Ventajas de la Estructura organizativa horizontal

  • Motivación de los trabajadores. Encontramos mayor motivación del activo más grande de la empresa ya que gracias a esto gozan de una mayor autonomía e independencia para hacer su trabajo.
  • Mejor comunicación interna. No existen jerarquías que impidan la comunicación abierta con todos los diferentes niveles de la organización.
  • Cooperación. Como no existen tantos mandos intermedios, se fomenta la colaboración entre departamentos.
  • Éxitos y fracasos grupales. Esta mentalidad de colaboración fomenta el conocimiento compartido y dejamos de hablar de fracasos o éxitos individuales.
  • Mayor rapidez de la toma de decisiones.
  • Innovación y fluidez de ideas. Encontramos un mejor clima de colaboración permitiendo una mayor fluidez de ideas. Encontramos una empresa y unos trabajadores más innovadores y competitivos.

Desventajas de la Estructura organizativa horizontal

  • Al no establecer claramente las competencias de cada departamento, esto puede provocar solapamiento en los trabajos e incertidumbre. En ciertas ocasiones se puede perder más tiempo de lo previsto.
  • Al carecer de muchos puestos directivos, los trabajadores no tienen tantas posibilidades de desarrollar una carrera profesional ascendente mejorando las condiciones de su contrato.
  • Implantar este modelo de organización en grandes compañías puede provocar problemas a la hora de organizar responsabilidades y funciones de cada profesional.

¿Y tú, ya eres Marquista?

Ser Marquista significa ser amante de las marcas. ¿Y que hay más importante para el éxito que ser una Marca? En Marquistas hacemos todas las acciones necesarias de comunicación y publicidad para que tú y tu empresa podáis llegar a serlo.

Proyectos más visitados